COVID - 19 - Riesgos del trabajo - Enfermedad Coronavirus Sars -COVID 19- Carácter profesional no listada- DNU N° 367/2020

Noticia VOLVER

RIESGOS DEL TRABAJO-  ENFERMEDAD CORONAVIRUS SARS -COVID 19- CARÁCTER PROFESIONAL NO LISTADA- DNU NRO 367/2020

La norma de la referencia atribuye presuntivamente carácter profesional a la enfermedad producida por el Coronavirus, por fuera del listado que contempla el Decreto 658/1996. Es necesario que la Comisión Médica Central dictamine que la enfermedad fue provocada por causa directa e inmediata de las tareas prestadas por dependientes excluidos de la condición de aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige para actividades consideradas como esenciales.

Se impone a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo admitir la cobertura de esta contingencia, debiendo adoptar los recaudos necesarios para que, tras la denuncia junto al correspondiente diagnóstico, el dependiente reciba de forma inmediata las prestaciones previstas en la Ley 24.557 de Riesgos del Trabajo.

La determinación definitiva del carácter profesional de la mencionada patología quedará, en cada caso, a cargo de la Comisión Médica Central, que entenderá originariamente a efectos de confirmar la presunción atribuida por medio de la norma que comentamos, la que procederá a establecer - de acuerdo a un procedimiento especial que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo implementará por vía reglamentaria - la imprescindible y necesaria relación de causalidad directa e inmediata de la enfermedad denunciada con el trabajo efectuado  en el marco de la dispensa del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

 

Se faculta a la Comisión Médica Central a invertir la carga de la prueba de la relación de causalidad a favor del trabajador, cuando se constate la existencia de un número relevante de infectados por la enfermedad COVID-19 en actividades esenciales realizadas en un establecimiento determinado en el que tuvieren cercanía o posible contacto, o cuando se demuestren otros hechos reveladores de la probabilidad cierta de que el contagio haya sido en ocasión del cumplimiento de aquellas.

 

En los casos de los dependientes de empresas de salud, considera la norma que la enfermedad COVID-19 guarda relación de causalidad directa e inmediata con la labor efectuada, salvo que se demuestre, en el caso concreto, la inexistencia de este último supuesto fáctico.

 

Las presunciones que contempla la norma comentada regirán para dependientes de empresas de salud hasta los 60 días posteriores a la finalización de la vigencia de la declaración de la ampliación de emergencia pública en materia sanitaria realizada en el Decreto Nº 260/20, y sus eventuales prórrogas.

 

Hasta 60 días después de finalizado el plazo de aislamiento social, preventivo y obligatorio, el financiamiento de las prestaciones otorgadas para la cobertura de las contingencias previstas en la norma comentada, será imputado en un CIENTO POR CIENTO (100%) al FONDO FIDUCIARIO DE ENFERMEDADES PROFESIONALES.

 

Se dispone, además, que por medio de normas complementarias y aclaratorias, emanadas de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (S.R.T.) o de la Superintendencia de Seguros de la Nación (S.S.N.), en el marco de sus respectivas competencias, se establecerán las condiciones y modalidades requeridas a los efectos del reintegro por parte del FONDO FIDUCIARIO DE ENFERMEDADES PROFESIONALES de erogaciones efectuadas en cumplimiento de lo prescripto precedentemente y garantizarán el mantenimiento de una reserva mínima equivalente al DIEZ POR CIENTO (10%) de los recursos de este último, con el objeto de asistir el costo de cobertura prestacional de otras posibles enfermedades profesionales, según se determine en el futuro.

 

Por último, se establece su aplicación a las contingencias cuya primera manifestación invalidante se haya producido a partir de la entrada en vigencia del Decreto Nº 297 de fecha 19 de Marzo de 2020.